¿Qué papel juegan las licencias de uso de las bases de datos?

A la vista del marco normativo regulador de los derechos de autor sobre las bases de datos, en el que conceptos jurídicos indeterminados como “perjuicio injustificado” o “explotación normal” juegan un papel relevante, los términos de la licencia de uso de la base de datos son de gran importancia, pues van a concretar el alcance práctico de todas las reglas expuestas hasta ahora.

En efecto, cuando estamos ante una base de datos en formato digital, las instituciones educativas celebran contratos de licencia de uso con las editoriales para poder acceder y utilizar dichas bases de datos y sus contenidos.

La licencia va a identificar qué sujetos tienen acceso a la base de datos (así, en el ámbito universitario, se suelen incluir tanto el personal docente e investigador como los estudiantes), con qué finalidad se ha de producir el acceso y la utilización de la base (normalmente, investigación, docencia, estudio), así como la utilización que estos sujetos pueden hacer de la base y sus contenidos (p. ej., consulta directa de las obras y los datos en la base y/o descarga de un ejemplar), y la contraprestación que se abona a cambio de dicho acceso y utilización. Igualmente, se establecen las condiciones técnicas de acceso (así, directamente al servidor de la editorial, a través de la red de la institución educativa) y las funcionalidades que ofrece la base de datos.

El uso de la base de datos debe de sujetarse a los términos de la licencia, y la utilización debe ser respetuosa con ella. En todo caso, las licencias no suelen autorizar la distribución o la comunicación pública (así, vía correo electrónico, redes sociales o repositorios abiertos) de su contenido a sujetos que no integren la comunidad de la institución educativa. Tampoco suelen autorizar la transformación de las obras que integran su contenido.

Sin perjuicio de lo anterior, dicha licencia debe, a su vez, respetar las normas que hemos expuesto anteriormente: si la licencia contiene alguna cláusula que fuese contraria a dichas normas, sería nula y se tendría por no puesta al contravenir derecho imperativo.

Como regla general, son las bibliotecas de las instituciones educativas las encargadas de la gestión de las licencias de las bases de datos suscritas. En caso de duda, es conveniente dirigirse a su personal para conocer los términos de una determinada licencia.

Enlace a audio (youtube)

Last modified: Friday, 28 June 2019, 8:00 PM