¿Puedo utilizar obras ajenas?


Cuando comenzamos un estudio o investigación sobre cualquier tema, debemos consultar qué se sabe y se ha publicado ya sobre el mismo,  con la finalidad de:

  • informarnos sobre el estado de los conocimientos
  • y para no perder tiempo ni dinero duplicando esfuerzos en responder a problemas ya resueltos.

En la actualidad, ¿tendría sentido dedicarnos a descubrir la rueda? ¿No es mejor intentar mejorarla para hacerla más segura, más resistente y menos contaminante, por ejemplo?

Se trata, por tanto, de partir de lo ya conocido y buscar nuevas soluciones y propuestas, de avanzar  en el conocimiento, de seguir descubriendo y mejorando nuestro mundo. Se trata de CREAR nuevo conocimiento. Pero para crear nuevo conocimiento, debemos partir del ya existente: el que se transmite por medio de distintos tipos de documentos, que se encuentran en soportes y códigos muy variados. Podemos afirmar, por tanto, que para avanzar en el conocimiento debemos partir de obras anteriores, propias o ajenas.

 

Cuando reutilizamos obras propias o parte de ellas, debemos citarlas. Si se trata de obras ajenas, al margen de la licencia (permiso general) y de la autorización (permiso específico), también podemos usarlas (sin permiso) si están en dominio público o nos podemos amparar en alguna de las limitaciones a los derechos de explotación (con o sin compensación). En todo caso, la cita es obligada.

En el caso de obras ajenas textuales, la identificación de la autoría suele resultar sencilla. Sin embargo en el caso de obras gráficas o audiovisuales puede resultar más difícil identificar su autoría.

logo de eurostat con enlace a su página de accesologo de flickr con enlace a su página de acceso



Por ejemplo, cuando se desea reutilizar imágenes actuales, creadas por otros autores, puede optarse por utilizar directamente las que están en dominio público, o aquellas que lo permiten con carácter general, por ejemplo, mediante una licencia CC, ... como las que se encuentran publicadas, en el sitio web de Eurostat (http://ec.europa.eu/eurostat) o el de Flickr (https://www.flickr.com/).




Un ejemplo de imagen actual, cuyo autor permite su reutilización, es la magnífica fotografía  de París, que su autr comparte en Flickr conlicencia Creative Commons.Mercelis_FotodeParis_enFlickr



Sin embargo, si lo que se desea es reutilizar imágenes antiguas ajenas, éstas pueden seleccionarse de entre las que han pasado a dominio público o aquellas que no tienen restricciones de autor conocidas. Un ejemplo de imagen antigua “sin restricciones de autor conocidas” es esta fotografía de Winston Churchill, tomada el 5 de marzo de 1946 por Gerald Massie.

Algunos sitios web donde pueden encontrarse imágenes con estas licencias son Europeana o el proyecto “The Commons” de Flickr.


Enlace a vídeo (youtube)


Last modified: Tuesday, 27 August 2019, 9:00 PM