Existen distintas formas de plagio, que podemos resumir en tres:

  1. Cuando se copia, resume o parafrasea sin citar las fuentes. Con lo que  se atribuye la autoría de una obra a quien no le corresponde. Este suele ser el plagio más común.
  2. Cuando se citan las fuentes originales, pero se hace de forma incorrecta o incompleta, con la intención de ocultarlas. Esto dificulta la localización de las mismas.
  3. Cuando se copia un documento propio o parte de él, haciéndolo pasar por inédito. Se trata entonces de un autoplagio[1].

Un ejemplo de plagio musical, según sentencia del juez federal de Nueva York, Alvin Hellerstein en 2014, es la canción Loca de Shakira y Loca con su tigre del dominicano Edward Bello Pou, que copian la canción de Ramón Arias Vázquez y cuyos derechos posee la productora Mayimba Music (EFE, 2014).


imagen decorativa (una lupa busca las fuentes)

Otro ejemplo de plagio, en este caso más actual, es el del discurso de Melania Trump, mujer del Republicano Donald Trump, quien, según la prensa, plagió en 2016 un discurso de Michelle Obama del año 2008 (PARDO, 2016).

 

También es plagio cuando se citan las fuentes originales, pero se hace de forma incorrecta o incompleta, lo que dificulta la localización de las mismas. Puede haber intencionalidad (ocultar la fuente original), pero también puede ser cuestión de desidia.



autoplagio


Cuando se copia un documento propio o parte de él, haciéndolo pasar por inédito, se habla de autoplagio. Un ejemplo podría ser el del cartel, presentado al concurso de carteles para el carnaval de 2011 de Lleida y para el de 2012 de Madrid (Del plagio al autoplagio, 2012).








Enlace a vídeo (youtube)




[1] El material facilitado por CAMPOS ORTUÑO,  MORALES MORGADO y YANG (2013) resulta muy útil para ampliar esta cuestión.


Last modified: Wednesday, 10 July 2019, 7:01 PM